viernes, 24 de enero de 2014

Película de la semana 'El Lobo de Wall Street'

«Me llamo Jordan Belfort. El año en que cumplí los 26 gané 46 millones de dólares, y eso me cabreó porque sólo por tres no llegué al millón a la semana.»
Así comienza nuestra película de la semana, un film que no he querido dejar pasar la oportunidad de comentar con vosotros ya que está dando mucho que hablar.

El lobo de Wall Street, es una película dirigida por Martin Scorsese, basada en las memorias del mismo nombre de Jordan Belfort. El guión fue escrito por Terence Winter y la película está protagonizada por Leonardo DiCaprio como Belfort, junto a Jonah Hill y Matthew McConaughey, entre otros. Es la quinta colaboración entre Scorsese y DiCaprio.
«Si alguien aquí cree que soy superficial o materialista. ¡Ve a buscar trabajo en el maldito Mc Donalds! Porque ahí perteneces.
Pero antes que dejes esta sala llena de ganadores, quiero que mires bien a la persona a tu costado, vamos. Porque en algún momento en el futuro no tan cercano, cuando pares en una luz roja en tu auto maltrecho, esa persona se va a estacionar a tu lado en su Porsche nuevo, junto a su hermosa mujer… que tendrá tetas voluptuosas. ¿Pero tú al lado de quien estarás? Una bestia desagradable con una provisión de afeitadoras llena de pelos sentada junto a ti, en un auto lleno de compras de un mercado barato. Estarás sentado al lado de eso
»
       En 1987, Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) se convierte en un agente de bolsa en una firma de Wall Street establecida. Su jefe, Mark Hanna (Matthew McConaughey), le recomienda que adopte un estilo de vida de drogas y prostitutas con el fin de tener éxito. 

«-¿Es capaz de drogarse durante el día y aun puede hacer su trabajo?
-¿Cómo mierda más lo podría hacer? Cocaína y prostitutas, amigo mío.»
Pasa el Examen de la Serie 7 y se gana su licencia de corredor, sólo para perder su puesto de trabajo cuando la empresa falla después del Lunes Negro.

«Tomo analgésicos de 10 a 15 veces por día para mi dolor de espalda. Adderal para mantenerme enfocado. Zanax para no ponerme nervioso y adormecerme un poco. Cocaína para levantarme otra vez y morfina… bueno... porque es asombroso
Con el mercado de trabajo para los corredores de bolsa floja, Belfort considera otra carrera, pero su esposa Teresa Petrillo (Cristin Milioti) encuentra un anuncio del Centro Inversor, una sala de calderas de Long Island, que se ocupa de la acción de peniques. Aquí, su estilo de pitcheo agresivo pronto le hace ganar una fortuna.
Se hace amigo de Donnie Azoff (Jonah Hill), un vendedor que vive en el mismo complejo de apartamentos como Belfort, y deciden abrir su propia empresa en conjunto, la contratación de algunos de los amigos de Belfort (todos los distribuidores de marihuana experimentados) y algunos compañeros de trabajo de Inversionistas a unirse a ellos.
La firma, Stratton Oakmont, pronto se convierte en una compañía de mil millones de dólares, y Belfort trae a sus padres, los contadores "Mad" Max (Rob Reiner) y Leah Belfort (Brisa Lerma), para manejar sus finanzas.

Belfort y sus empleados llevan una vida de desenfreno total, con grandes fiestas, sexo y drogas, tanto en el lugar de trabajo y en sus vidas personales. Comienza engañando a su esposa con varias prostitutas, y se convierte en un adicto a la cocaína y Metacualona. El Agente del FBI, Patrick Denham (Kyle Chandler) comienza a investigar a Belfort y la empresa. En una de sus fiestas, Belfort conoce a Naomi Lapaglia (Margot Robbie) y comienza una aventura con ella que conduce a que él se divorcie de su esposa.

«-Esto no es loco: es obsceno.
Lo era. En el mundo normal. ¿Pero quién quería vivir ahí.»
Belfort se enamora y se propone a Lapaglia. Se casan, y unos meses más tarde, tienen una hija, Skyler.
La investigación del FBI continúa, con la Comisión de Bolsa y Valores uniéndose. Belfort abre una cuenta bancaria en Suiza con Jean-Jacques Saurel (Jean Dujardin) en el nombre de la tía de Naomi.
Ella y otros no-estadounidenses regularmente llevan dinero en efectivo a Ginebra para su depósito, ayudando a Belfort a lavar los productos de fraudes de valores de Stratton. El esquema es casi expuesto por un incidente en el que Azoff se mete en una pelea con Brad Bodnick (Jon Bernthal), un traficante de drogas y amigo de Belfort de que ha estado ayudando la transferencia de dinero a Suiza.
 
Las grandísimas interpretaciones de Leonardo DiCaprio y Jonah Hill, merecedores del Oscar. 
Nada, aunque hay partes de la historia que aunque sabes que son verdad te cuesta un poco creerlas. El tipo éste estaba demasiado loco (o demasiado colocado).

Aquí os dejo y el trailer para los que aún no hayáis visto la película.

Y para los que la hayáis visto, sólo una pregunta: ¿qué os ha parecido?


Merece, sin duda, ese puesto entre las 10 candidatas de los Oscar.

8 comentarios:

  1. Hola! Leonardo Dicaprio es un actor que no me gusta mucho pero me ha sorprendido verlo en una comedia. La trama en si tiene buena pinta así que puede que me anime a verla.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sorprendidas estamos el resto sí, era raro verlo y la verdad es que lo ha bordado. Muy buena interpretación. Gracias por el coment Chibita. Besos

      Eliminar
  2. La tengo pendiente de ver y espero poder hacerlo este fin de semana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo no puedo opinar porque no la he visto pero mi marido fue a verla y dice que le gustó mucho y le divirtió, a partes iguales.
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te ha engañado entonces, muy divertida, sí. Un beso Vanedis

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho lo de "lo peor: nada" :P Yo la vi el día del estreno y me encantó! Aunque también es cierto que soy muy fan de Leo, y no sé hasta qué punto veo la peli, porque él eclipsa la pantalla por completo! Es un desmadre de película, divertida pero con momentos dramáticos que la hacen aún mejor. No creo que deje a nadie indiferente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en sí, para mí al menos, es cierto. No tiene nada de malo y encima todo lo que ocurre es cierto tal y como lo cuenta en su biografía el propio Belfort asi pues... ¿Quién soy yo para pensar lo contrario?
      Gracias por el comentario. Besitos

      Eliminar

Gracias por tu comentario. Los comentarios alimentan este blog. Y últimamente pasamos mucha hambre...... :)